Qué es la pintura contemporánea

Por la generación a la que pertenezco (Brno, 1977) mi formación profesional en el campo de las artes plásticas concilia la visión tradicional de la disciplina del taller, el conocimiento de las distintas técnicas (dibujo, pintura, estampa y escultura), pero también la habilitación en las nuevas tecnologías y estudio especializado en Alemania en artes escénicas (escenografía y vestuario).

Estos procesos de enseñanza-aprendizaje me han inculcado una perspectiva de composición que tiende a integrar métodos y modalidades antiguas y modernas, sin menospreciar las nuevas formas de expresión, como el arte conceptual o el instalacionismo; pero siempre, anclando los procesos y sus y sus resultados en el rigor técnico y el análisis teórico.

En mi caso ha resultado fundamental abrevar de un pasado convulso, la historia de mi país como nación independiente hasta el Renacimiento, después integrada al Sacro Imperio Romano Germánico de los Habsburgo, convertido después en Imperio Astro-Húngaro y a partir de 1918 con su disolución el surgimiento de Checoslovaquia hasta la aparición soberana en 1993 de República Checa. Este patrimonio de Europa se enriquece en mi vida personal y artística con mi residencia en México a partir del 2000, lo que me ha permitido desarrollarme con otros paradigmas trascendentales en el ámbito de la estética, desde los murales prehispánicos (Bonampak, Teotihuacán, Monte Albán y El Tajín, por ejemplo) y las artes aplicadas indígenas, hasta el muralismo social de la Escuela Mexicana de Pintura y los movimientos propiamente modernos (Rufino Tamayo, Manuel Rodríguez Lozano o la generación Ruptura).

En mi práctica profesional la pintura contemporánea constituye el principal mecanismo de expresión de mi sensibilidad como sujeto creador, así como el medio de representación de mi circunstancia fenoménica, a través de mi lenguaje plástico: uno que desde la abstracción tiende a aglutinar elementos tanto geométricos como orgánicos. La pintura es mi segunda piel, mi vocabulario para comunicarme con otros y con las realidades del mundo: las de naturaleza espiritual o intangible y las de naturaleza objetual o tangible.

La pintura contemporánea encarna la pluralidad y la diversidad de cómo los artistas se empeñan en ser en el espacio social, de apropiarse de su historia y entorno, para posicionarse crítica y polémicamente frente a los dolores y los placeres de la vida cotidiana, de sus múltiples significados y sentidos. Para mí es una manera de manifestar mis convicciones más profundas; entraña un ejercicio de autenticidad que me permite mostrar lo que soy, pienso y siento.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Clean
  • Twitter Clean